PAZ A MEDIAS

La importancia y amplitud del archivo de la NCWC condujo al autor, quien al comenzar a revisar los documentos pensaba concluir el trabajo en un libro de medianas dimensiones, a pensar en una serie en la cual, además de la redacción propiamente historiográfica, se anexaran documentos básicos para la comprensión de la época y la trascendencia de los asuntos que se manejaron en ella.

  Este volumen, por consiguiente, continúa el relato de DIPLOMACIA INSÓLITA. Su texto penetra a los años menos estudiados y por tanto menos conocidos de la larga marcha de las tensiones y los acercamientos entre la Iglesia católica y el Estado mexicano revolucionario: de 1929 a 1931, o sea, del día siguiente a la publicación de los acuerdos entre Portes Gil y los obispos a la víspera de la celebración del cuarto centenario de las apariciones guadalupanas: 11 de diciembre de 1931.

  El título, PAZ A MEDIAS, orienta el rumbo de su contenido, pues apenas surgidas las esperanzas de una vida pacífica en la cotidianidad de los católicos mexicanos y de una liberación para el gobierno de conflictos en esa área tan sensible de la realidad ciudadana, se mostraron las intenciones de parte de los gobernantes de considerar “letra muerta” lo acordado. El tiempo pasaba y la reorganización esperada se trasladaba para su ejecución a tiempos futuros sin día fijo. Sobre todo, en algunas partes del país, a causa del excesivo celo de autoridades locales, se recrudeció en vez de apaciguarse, la persecución contra los católicos, sus instituciones y sus personas.

  En las páginas de este libro se presentan, arrancando datos al archivo de los obispos estadounidenses, algunos episodios hasta ahora no conocidos de la diplomacia internacional: la constancia del Padre Burke en insistir con los funcionarios del Departamento de Estado en el caso mexicano, la entrevista del paulista con el presidente electo mexicano Pascual Ortiz Rubio, el “talón de Aquiles” del embajador Morrow: la negociación de la deuda externa de México, el viaje que realizó el jefe del Departamento Jurídico de la NCWC, William Montavon y el informe que produjo. De igual modo, se pueden conocer los pasos dados dentro de un “accidentado año guadalupano.”

  Es de particular importancia el “Apéndice”, en el que se expone, en todo su extensión, traducido al español, el relato que John Burke escribió a propósito de su viaje a Veracruz para entrevistarse con Calles. Cada una de sus líneas es modelo de penetración psicológica, respeto a los modos diferentes de pensar y convicción firme sobre la misión de la Iglesia en el mundo.

  Este libro, de sólo 140 resulta indispensable y liga por su contenido a DIPLOMACIA INSÓLITA con CONFRONTACIÓN EXTREMA, tercero de la serie.

Adquirir el libro